Silvia y Martín, educreando desde el amor

Aprender es tomar algo y hacértelo propio: lo digieres, lo transformas, lo cocinas, y  lo haces tuyo

Silvia-y-Martin

Silvia y Martín de Educreando

Desde que llegamos a San Cristóbal de las Casas teníamos en mente realizar esta entrevista. Conocer a Silvia y a Martín ha sido una de nuestras mayores fortunas, pues se han convertido en maestr@s y parte de nuestra familia en Chiapas. Su trabajo y sus corazones nos inspiran y nos hacen creer que otra manera de educar y de aprender es posible, ‘mirando a la persona en lo que brilla y a partir de ahí, avanzar’, como así nos comentan.
Su hija Lekilyolotl (cuyo nombre significa persona de buen corazón en lengua tojolabal y nahuatl) de 18 años, es el mayor regalo y le han querido regalar una educación con corazón y creatividad, pues del amor hacia ella nació Educreando para niñ@s, que luego se tranformó en la asociación civil que ambos dirigen. Con ellos descubrimos la fuerza del amor como herramienta transformadora, porque de él nace la aceptación a la diferencia, nace la creatividad: cuando uno pierde el miedo a mostrarse como es, pierde el miedo a fallar o a equivocarse.
Realizamos la entrevista en un bosque que se halla muy cerca de la sede de Educreando, en plena naturaleza, después de un pequeño y soleado paseo. Nos acomodamos sobre piedras y troncos, y fluye una delicada conversación llena de matices, llena de vida, llena de sabiduría, que se alarga hasta las 4 horas… El aprendizaje con Silvia y Martín es un regalo para el alma. ‘Compartir lo que sabemos es una manera de retribuir a todas las personas que han dado vida con sus ideas, una parte de homenaje a Paulo Freire, Claudio Naranjo…, y agradecerles’, nos comparte Silvia.
Actualmente, en coordinación con el Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), Educreando está desarrollando la 12ª generación del Diplomado ‘Formación de Formadores en Desarrollo Humano’, y a finales de agosto empieza la 13ª edición en la localidad de Tulum, Quintana Roo. También siguen diseñando y coordinando talleres y formaciones en varias ciudades de México: San Cristóbal de las Casas, Querétaro, Oaxaca, etc.
.

En 4 tiempos Educreando

entrevista y árbol¿Por qué creen que queremos hacerles una entrevista?

Silvia (S): Seguramente por nuestra pasión por una educación diferente, por aprender, crear y estar permanentemente revisando nuestra práctica y desaprendiendo.

Martín (M): Yo creo que  por ser rebelde y haberme atrevido a diseñar mi propio futuro, mi propia vida y un modo diferente de educar. Esto creo que puede inspirar a muchas personas, a muchos jóvenes, en relación sobre todo a sentirnos con el derecho de dar nuevos pasos en nuestra vida, en un contexto donde hemos crecido desde la repetición y no nos han dado permiso para ser creativos.

Sin embargo cuán frecuente es el hecho de ponernos límites y decirnos de antemano lo que podemos y no podemos hacer, etiquetando a los demás o a nosotros mismos. Incluso se convierte en una moda para definir grupos de personas…

M: Yo lo hice, mi primer año de trabajo docente, etiqueté a mis alumnos. Venía de la escuela tradicional y era una práctica para controlar al grupo. El niño número 1 (de 10) se sentaba en un lugar y de ahí en diagonal hasta el último, el apestado. Jodí durante un tiempo a muchos niños. Y al darme cuenta veo cuántas cosas equivocadas hice. Si comparo lo que hacía hace 30 años a ahora, no tiene punto de comparación.
En mi proceso de transformación a una educación liberadora, hay 
una anécdota bonita, como fruto de haber trabajado las asambleas participativas en la escuela: recuerdo a una niña que prácticamente no hablaba. Un día sus padres me invitaron a comer a su casa para preguntarme y entender que estaba y haciendo en la escuela, porque su hija después de un mes de clase, estaba hablando en público.

Uno mismo en sus entrañas es el opresor y el oprimido. Cuando nos dejamos de juzgar, nos aceptamos y amamos por como somos

¿Qué les trajo a Chiapas?

M: El trabajo. Yo había sido marista, y del 1985 al 89 fui a vivir a una comunidad para aprender tojolabal (lengua indígena). Cuando hubo el alzamiento zapatista en el 94, la diócesis de San Cristóbal buscaba a alguien que hablara el tojolabal para trabajar en temas educativos con jóvenes nombrados como promotores en una comunidad de Alta Mirano. Estábamos viviendo en Ciudad de México pero teníamos ganas de ir a vivir a provincia. El padre Alberto Gómez, responsable de la Misión Tojolabal, me propuso el proyecto educativo, le dije que estaba en pareja y él comento que precisamente se requería de 2 pedagogos para el trabajo. La propuesta era por 2 años y cuando termino el proyecto decidimos quedarnos cuando a Silvia la aceptaron para trabajar en el Centro de Derechos Humanos “Fray Bartolomé de Las Casas” y luego a mí se me presento la posibilidad de coordinar la oficina de comunicación de la Diócesis de San Cristóbal.

S: A mí me trajo el amor, construir y compartir proyecto de vida con Martín. Vinimos ya con nuestra hija de 3 meses. No fue fácil para mí, era todo muy diferente, pero queríamos un ambiente distinto al de una gran ciudad como el D.F. para criar a nuestra hija.

¿Cuál es el modelo o la metodología educativa de Educreando?

juegos de confianzaM: La participación, la creatividad, la conexión emocional y la invitación permanente a poner en práctica lo que quieras vivir: el aprendizaje vivencial como pauta para modificar la actitud.

S: Otro elemento fundamental es generar un ambiente de confianza y fraternidad. Que la gente se sienta en un contexto donde pueda crear porque hay respeto, cariño. Siempre provocamos para promover cambios, hasta donde cada quién pueda y quiera, sin forzar.

¿Qué les inspiró a apostar por este camino?

S: El nacimiento de nuestra hija. Queríamos y queremos construir una educación transformadora como un regalo para ella, donde vivamos los valores.

¿Cuál creen que debería ser la verdadera finalidad de la educación?

S: Ser felices. Dar herramientas que nos permitan vivir plenamente. Ayudarnos a mirar de forma crítica y reflexiva lo que hemos aprendido hasta ahora. La educación nos debería permitir poner en práctica nuestro potencial creativo, emocional, cognoscitivo. No destruiríamos el medio ambiente o no habría guerras si fuera así. No nos cuestionamos cómo estamos viviendo, no nos miramos a nosotros mismos y el poder del conocimiento usado sin amor, acaba destruyendo todo. La educación nos regala la posibilidad de tomar consciencia y con ella transformar mi manera de actuar en beneficio de mi entorno.

M: Que tú como formador/a facilites al grupo las herramientas para conseguir lo que quiere. Y las herramientas son a veces la manera cómo se comunican las cosas y formar personas inteligentes que diseñen estrategias. Hacer que sean constructores de las estrategias, del proceso, no sólo del resultado final. En Educreando, por ejemplo, buscamos que la persona descubra cómo aprende y cómo no aprende. Por tanto, para mí, la finalidad sería ayudar a que la gente se dé cuenta y facilitar para que las personas tomen en sus manos el proceso educativo.

soplando con creatividad

¿Qué elementos pueden garantizar una educación consciente?

tocando a las personas con respetoS: El amor es un elemento fundamental. Cuando empezamos a trabajar en nuestros talleres la parte de conexión emocional de identidad y autoestima hubo un salto cualitativo muy grande. Cuando podemos sanar nuestra historia de “niñ@s heridos”, podemos relacionarnos de manera diferente. Llegar a esa parte profunda para que el hecho educativo no se quede en la superficie y vaya a la esencia, que tiene que ver con la felicidad, el amor, sentirme a gusto con quien soy. Paulo Freire habla de la pedagogía de la esperanza, de la indignación, por eso me impactó tanto porque tiene que ver con el amor: uno mismo en sus entrañas es el opresor y el oprimido. Empieza por uno mismo, por dejarnos de juzgar, aceptarnos, amarnos como somos. Mirar nuestra sombra y nuestra luz. Con una mirada más holística (más espiritual). Es fundamental incluir esta otra parte también en la educación, no sólo somos cerebro y corazón. Hay una parte misteriosa que no sabemos cómo es, pero que también nos hace ser lo que somos.

M: Otro elemento muy importante para mí es la libertad, que tienes tú como formador y que sobre todo le reconoces a la persona. En mis primeros años me enojaba porque pensaba que el grupo tenía que hacer lo que yo quería y si no lo hacía así estaba mal. Cuando lo miras así no le das protagonismo ni poder realmente a la persona, porque no le dejas el proceso educativo en sus manos. El mayor beneficio es cuando la persona descubre que tiene la libertad de decidir si quiere o no aprender, si quiere o no cambiar. Si no tienes libertad algo queda tramposo, si descubres tu libertad descubres el poder de tomar decisiones y de hacer cosas.

El problema es que la formación que se les da a los maestros es contraria a lo que se propone. Es unidireccional: alguien habla y los demás escuchan y eso no asegura que aprendan

¿Cómo definirían el sistema educativo mexicano?

jugando en el centro de San CristóbalM: El sistema educativo mexicano es una estructura jerárquica donde las decisiones vienen de arriba hacia abajo. Hay una propuesta educativa muy interesante, una teoría pedagógica que sustenta la educación mexicana que si la conociéramos y pusiéramos en práctica seríamos un país de primer nivel en educación. El problema es que la formación que se les da a los maestros es contraria a lo que se propone. Es unidireccional: alguien habla y los demás escuchan y eso no asegura que la gente lo entienda.

S: La formación que reciben los maestros es más teórica que práctica, los ponen a leer documentos, pero no crean situaciones de aprendizaje que les ayude a aplicar lo que leen. Les enseñan el modelo educativo constructivista de manera tradicional, por ello no saben cómo aplicarlo. Hay desconfianza y prejuicio a las propuestas nuevas de parte de algunos maestros y el sistema está cada vez más burocrático y pidiendo que los maestros se restrinjan a cumplir los programas hechos desde el escritorio y por lo tanto fuera de la realidad. La formación que reciben es pura teoría, que sólo les llega en documentos. Además muchos maestros tienen un nivel de lectura y de comprensión lectora pobre. Te lees a Vigotsky o Chomsky y no entienden… Y les enseñan el modelo educativo de la manera tradicional, de la manera como no quieren aplicarla. La educación puede ser transformadora si te enseñan… Hay mucho prejuicio a las propuestas nuevas y cada vez el sistema se está restringiendo más a lo que te dicen. La libre cátedra se va a perder.

M: Somos un país seguidores de caudillos y queremos eso: seguir a alguien. Y si un maestro elige otro camino, no tienes permiso… Y cómo me voy a atrever si los demás van a decir ‘eh !!, ¿quién eres tu para proponer?’

¿Cómo pueden los papás, las mamás y los maestros y maestras, educadores, que se han formado en el modelo tradicional trascenderlo?

jugando con burbujasS: La realidad los está rebasando. Ya no pueden ser tan autoritarios como lo eran nuestros papás, ni los hijos pueden ser tan obedientes como nosotros éramos porque los chavos ya no son así… los valores han cambiado. Entonces o cambian el modo de educar o lo van a sufrir, de hecho ya lo están sufriendo, porque los chavos ya están pidiendo ‘quiero que me eduques así’, y además están tan metidos en la tecnología que van a terminar enseñando a los maestros, y ojalá se dejen los maestros…

Me gustaría que los adultos pudiéramos mirar  lo que podríamos lograr, que aprendiéramos a soñar para mirar alto

¿Cómo ven ustedes el camino hacia un modelo educativo consciente?

M: Me gustaría que los adultos pudiéramos mirar lejos lo que podríamos lograr, que aprendiéramos a soñar para mirar alto… Otra solución es tocar fondo: varias instituciones nos dicen ‘ya no sabemos qué hacer’. Y la tercera es viendo hasta dónde quiero llegar y dar pasitos chiquitos que no me causan conflicto ni rompen con mi tradición. Formar grupos, comunidad de grupos pequeños que puedan crecer y contagiar a los demás.

ritual en un presente creativoS: De hecho cada vez hay más redes de educación alternativa. Hace 10 años no había tantas propuestas de educación libre o alternativa como ahora. Y cada vez que investigo hay más propuestas: en México, Nicaragua, Honduras, etc.

¿Cómo llevan el hecho de ser equipo educativo en lo profesional y en lo personal?

M: Nosotros hablamos mucho de equipos cooperativos. Yo personalmente soy nombrado como alguien creativo, pero algo que descubrí de mí es que soy creativo en algunos aspectos de mi vida, pero para otros aspectos se me apaga la creatividad, y tiene que ver con mi corazón. Cuando hemos tenido algún conflicto con Silvia, esa creatividad de la que digo que soy chingón se me apaga, mi corazón se aplasta y mata la creatividad. Lo mismo podría decir del trabajo en equipo, yo digo maravillas del trabajo en equipo pero a veces, en la vida personal, hay cosas que a mí se me atoran, y tiene que ver con lo que sufrí en mi infancia. Soy candil de la calle y oscuridad de la casa.
Creo que un éxito de nuestra familia y de Educreando es que hemos sabido darle lugar a las habilidades de cada persona. Con Lekil, por ejemplo, hemos sabido conjugar las dos voces. Yo como papá, por ejemplo, cuando iba con Lekil, mi tarea era que mirara la piedra y si se caía se levantara… Y Silvia ve la piedra y avisa a Lekil para que mire por adelantado. Me parece que han sido dos maneras que hemos sabido conjugar.

El gran regalo que recibo de Silvia es la oportunidad de seguirme formando y aprendiendo, de no conformarme como hombre

abrazo de Silvia y Martín¿Qué rol toman o tienen y qué valoran del otro?

S: Yo he aprendido de él a tener paciencia, me ha servido para llevar bien la relación. Recuerdo que al principio de la relación para mí fue muy difícil venir a un lugar que no conocía, siendo mamá apenas, pareja recién de 1 año y medio, y frente a una estructura desconocida y ajena para mi: la iglesia. Me doy cuenta de que estaba perdidamente enamorada para haberme venido así. Empezamos a tener fricciones porque yo quería que él se involucrara con nuestra hija, pero no lo dejaba hacerlo a su modo… quería que cambiara los pañales a mi modo. Un amigo me dijo ‘él nunca lo va a hacer como tú, déjalo que él haga como él pueda hacerlo’. Tardé en entenderlo pero cuando lo pude aplicar hasta me ha servido para los talleres. Yo traía el ‘así tiene que ser’ de mi abuela… es uno de los aprendizajes que he tenido que desaprender.

M: En el ámbito profesional, como Educreando, valoro mucho de Silvia su disciplina, su lógica (aunque no esté de acuerdo a veces). También su audacia, siempre va por lo que quiere. Lo que más valoro, sin embargo, tiene que ver con la familia: no conozco una mujer que me haya cuestionado tanto y me haya ayudado tanto a crecer. El gran regalo de Silvia es la oportunidad de seguirme formando y aprendiendo, de no conformarme como hombre. Con Silvia nunca basta, siempre puede ser mucho mejor para seguir buscando coherencia.

S: Lo que aprecio y amo de Martín es su sencillez, su entrega y pasión en el trabajo. Sus ganas de hacer diferente cada taller, su rebeldía: sin ella no nos hubiéramos conocido. Y esa búsqueda permanente por conectar el conocimiento con la vida. Su facilidad para hacer redes y relaciones. Su bondad, siempre abriendo su corazón, siempre dando, a veces hasta olvidándose de él.
Y como hombre, toda su ternura, su búsqueda permanente para mirarse a si mismo y modificar. Como dice él: siempre hay manera de hacerlo diferente. Ha sido y es para mí un compañero de camino y de sueños que siempre ha confiado en mí y en mis locuras. Ha sido en definitiva mi maestro.

¿Qué celebran de algo que estén 100% satisfech@s en el acompañamiento a su hija?

M: A mí me encanta que Lekil admire personas como ustedes, Carles, Roman, Esteban… Personas a quienes nosotros admiramos, son admiradas por Lekil. Admiro la manera cómo se relaciona con sus amigos. Se ganó un lugar de respeto. El que no le insistan para que beba o fume me gusta. Algo que me encanta también es cómo se relaciona con sus amigos y amigas.

entrevist a Educreando en el bosqueS: Lo que más podría celebrar es su buen corazón, ella le hace honor a su nombre. Eso le da fortaleza: su gusto por la vida, su alegría, su entusiasmo. Lo que hace lo hace con pasión. Es una hija pensada, deseada, y muy amada. Yo pensé que no iba a ser mamá, pensé que no iba a servir para serlo me negaba esta posibilidad. Gracias a un proceso terapéutico y a Martín pude cambiar esta creencia.

Volviendo al plano educativo. Les invitamos a que nos respondan brevemente algunos temas candentes, por ejemplo, ¿qué opinan de… las calificaciones?

M: Una calificación descalifica, pero con creatividad te puede servir para que la persona tome en sus manos la responsabilidad de su proceso educativo.

S: Una calificación, un número, no define lo que aprendes.

¿Y de esa frase tan mencionada de “ser alguien en la vida”?

M: Ya somos alguien, podemos modificar algunas cosas pero que no aumenta nuestro ‘ser alguien’.

S: Fíjate que desde la Gestalt decimos ojalá no seamos alguien y nos quitemos las máscaras.

¿Qué diferencia hay entre estudiar y aprender?

S: Aprender es tomar algo y hacértelo propio. Lo digieres, lo transformas, lo cocinas, y lo haces tuyo. Hay una frase de Pichon-Rivière: “Aprender es cambiar conductas”, es algo que me transforma, que no me deja en el mismo lugar. Y estudiar quedó en leer para responder algo a alguien, y para decir que soy alguien. Tiene que ver con lo de afuera. Aprender parte de mi deseo de saber.

M: Al estudiar acumulas un conocimiento. Coleccionas algo. Al aprender transformas y desarrollas una habilidad.

Una calificación, un número, no define lo que aprendes

¿Qué diferencias ven entre ser maestro y educador?

M: El maestro se parece con ser alguien en la vida. Ser maestro va cargando todo lo que la sociedad le dicta. A mí, en lugar de maestro, me gusta educador, formador, facilitador, que aprende junto con los otros y ayuda a aprender.

S: Desgraciadamente ser maestro tiene un peso de poder, yo sé, tú no. Educador es más compañero: aprendemos juntos, yo también me estoy formando. Parece que el maestro y la maestra tiene que saberlo todo y no pueden equivocarse.

¿Un modelo educativo dialogante, no tiene disciplina?

S: Claro que sí.

M: Tiene más disciplina. Y es más interesante y más firme.

S: Y supone más trabajo, con el grupo y con uno mismo como formador/a.

Martín y Silvia dinamizando¿Entonces por qué relacionamos la disciplina con el autoritarismo o la obediencia?

S: Porque es desde ahí donde lo aprendimos. Lo aprendimos de una manera autoritaria. Y en una educación dialogante, para conversar, requieres de mayor disciplina porque tienes que estar más dispuesto a escuchar lo que te dice el otro, de una manera más completa y holística.

La disciplina verdadera es la que se construye en colectivo

¿Qué relación tiene el miedo como instrumento de control en esta “disciplina” que hemos aprendido?

M: La otra no es disciplina. Nos han prostituido las palabras. La disciplina verdadera es la que se construye en colectivo. La otra no es disciplina porque a fin de cuentas no sirve. Te la impusieron por un tiempo, tú lo hiciste por miedo o por obediencia, pero si puedes, antes de morirte, te liberas.

¿Qué espacio se le da a las emociones en la escuela?

S: Aunque quieran no tienen espacio porque no saben cómo hacerlo, y siguen diciendo: ‘ah, no llores, cálmate, no te enojes, no tengas miedo’… se niegan o no se atienden las emociones, y por más que los maestros quisieran trabajar sus emociones, no hay un espacio en la educación tradicional, no se les incluye. Hay maestros que han trabajado de manera personal en sus emociones, y ponen este conocimiento al servicio de su trabajo y también existen algunas escuelas que lo hacen, sobre todo escuelas particulares.

En un modelo alternativo creo que no habría tanta violencia, porque el maestro la atendería en el momento, como una experiencia de aprendizaje, no se dejaría para una asignatura

Hasta hay escuelas que incluyen alguna asignatura de educación emocional…

S: Mira, es un primer paso, pero luego también es ver cómo van a trabajarlo, si lo trabajan desde la vivencia… También existen asignaturas de educación en valores, ayudaría mucho que fuese un trabajo y una reflexión permanente. En un modelo alternativo creo que no habría tanta violencia, porque el maestro la atendería en el momento, como una experiencia de aprendizaje, no se dejaría para una asignatura: En un modelo alternativo de educación, todo lo que se vive puede servir para generar aprendizaje.

tod@s con las manos arriba¿Cómo sería la escuela ideal para ustedes?

M: La escuela ideal es un lugar donde poco a poco se van involucrando más actores. Los niñ@s deben estar involucrados como protagonistas, y en segundo lugar los padres, sus familias, en tercer lugar los maestros, y luego poco a poco, todos alrededor, en donde se haga un plan de formación, y todos aprenden. La mejor es donde se convierte en una comunidad y se van viviendo los valores, los derechos… La escuela es un punto de referencia y es el corazón donde se escriben cosas, se publican cosas, se comparten conocimientos…

S: Yo sólo le agregaría que fuera un espacio donde pudiéramos florecer como seres humanos, en comunidad. Que quien vaya a la escuela sea por su deseo de saber, de aprender para la vida, gozando y para poner lo aprendido al servicio de los demás.

La escuela ideal sería un espacio donde pudiéramos florecer como seres humanos, en comunidad

¿Qué han aprendido y qué están aprendiendo en este camino?

S: He aprendido a desaprender. Y a crear. Para mí la creatividad es una actitud permanente.

M: Siempre hay oportunidad para aprender. Todo lo que aprendes lo puedes compartir haciendo las adaptaciones pertinentes para el siguiente taller. Si hoy aprendemos técnicas nuevas, ya lo ponemos en práctica en el siguiente taller… Todo lo que pasa por tu vida tienes el derecho de llevarlo a los diferentes grupos.

¿Cuáles son los retos actuales de Educreando?

M: Tenemos el reto de hacer un diplomado en línea, a distancia…

S: … en donde no se note la frialdad de la pantalla y puedas sentir al otro. Que la otra persona pueda sentir que es querida en este proceso, que es respetada, que su palabra vale. Lo que hacemos vivir en el diplomado de forma presencial.

La creatividad es una actitud permanente

zapatos¿Qué huella les gustaría dejar?

M: Mi cielo es que alguien diga y haga cosas que yo dije e hice, y con un pasito más. Pienso que mi huella es ser alguien que quiere sembrar algo diferente, que no se conforma, que desde su lugar hace todo lo que puede.

S: Que las semillas que hemos sembrado de un modelo de educación diferente, creativo, transformador, siguieran creciendo y dando nuevos frutos porque las personas con la que trabajamos se apropiaron de ellas y a su vez siguieron sembrando.

¿Alguna pregunta que querrían que les hiciéramos?

M: ¿Por qué van a tantos grupos? Porque creo que lo que hago va a formar ciudadanos. Creo que Chiapas merece ser gobernado por 4 millones y no por un señorito. México merece ser gobernado por 114 millones de mexicanos, todos diferentes, y no por un grupo de personas que se adueñan del poder.

Qué bonito es entregarse por completo a tu vuelo para que otros también disfruten

Martín explicándose¿Alguna pregunta que les gustaría hacerse más a menudo?

M: ¿En qué te has estacionado? Dicho de otra forma: ¿qué cosas estás repitiendo que podrían ser mejor?

S: ¿Cuál es mi zona de confort? ¿Qué nuevos retos puedo ponerle a lo que ya sé hacer para que salga la siembra diferente? Me gustaría aplicar algunos aspectos de la permacultura y la Gestalt a este ámbito.

M: Otra sería: ¿qué has aprendido de las personas con las que has convivido en el último semestre? Y sobre todo ¿qué cosas no has querido o podido aprender de ellas?

¿Qué significa para ustedes Svilel Pepen (“el vuelo de la mariposa”)?

S: Una ventana amorosa trabajada con mucha dedicación, cariño, cuidado y entrega. Me encanta la metáfora de la mariposa. Y para mí lo que significa es morirme en paz: quiero llegar a un punto donde me pueda decir ‘viví como quise, aprendí y ya me puedo morir en paz’. Hay mariposas que brillan en su vuelo y en el instante siguiente mueren. Qué bonito es entregarse por completo a tu vuelo para que otros también disfruten, y luego morir.

M: Yo lo miro como algo que podemos repetir muchas veces. Vivimos un proceso donde al principio no hay normalmente cosas tan agradables, pero al final siempre vuelas. Y puede ser un vuelo que dure sólo un día, pero siempre es bonito. Entonces para mí el vuelo de la mariposa es el montón de procesos en los que nos metemos y que siempre terminan bonito, con algo rico para agradecer. Nuestro proyecto es el de dos mariposas que están viendo el vuelo de otras mariposas: es bonito darnos cuenta de los demás vuelos y valorar todo lo que podemos aprender de ellos.
Esta misma entrevista ha sido una oportunidad para nosotros para mirar vuelos que hemos hecho a los que no habíamos quizás prestado atención, así estamos haciendo una colección más amplia de vuelos.
De alguna manera, siento que los vuelos que estamos haciendo van a decirles a otras mariposas, a otras crisálidas, que quizás el camino es para allá.

Silvia con el paracaídas jugando

Nuestro proyecto es el de dos mariposas que están viendo el vuelo de otras mariposas: es bonito darnos cuenta de los demás vuelos y valorar todo lo que podemos aprender de ellos

¿Hasta dónde les gustaría volar?

S: Hasta donde sea necesario para seguir sembrando semillas. El DF es una opción que tenemos en la cabeza, sobre todo por Lekil, y también en otros países y lugares: como Barcelona, o Chile.

M: Yo hasta donde me sienta feliz. No quiero forzar a tener que ir a algún lugar. Quiero dedicar mucho tiempo de mi vida en cuidar un terreno, y disfrutarlo. Quiero volar para escribir, sentarme y decir ésta es mi palabra. Que vuele mi palabra.

Efecto mariposa de Educreando

Más información

educreando.org.mx
presentecreativo.com
facebook.com/educreando.ac

Paseo fotográfico por la entrevista
Anuncis

One response to “Silvia y Martín, educreando desde el amor

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s